9 de abril de 2015

PERSONAL: MI BÚSQUEDA ESPIRITUAL



Desde hace un tiempo que siento que mi vida está completamente resuelta. Y no porque me haya casado, sino porque afortunadamente tengo cubiertos tres aspectos que la gente considera importantes: salud, dinero y amor.  Pero hay un cuarto aspecto del que usualmente la gente no habla mucho, porque suele ser controversial: la vida espiritual.

Empecé a plantearme la posibilidad de que mis creencias no fuesen absolutas, de que hubiese algo más o algo menos de lo que creía.  Nací y fui criada en una familia evangélica, por lo que más o menos hasta los 15 años iba regularmente a la iglesia.  Iba porque tenía que ir, porque me mandaban, porque había que hacerlo.  No entendía que podía cuestionar los mandatos de mis padres o del Tatita Dios, como me enseñaron a llamarlo.  Ir a la iglesia no era algo desagradable, ya que disfrutaba de aprender y de leer la Biblia.  De hecho, leí la Biblia completa dos veces antes de los 15 años, pero sin procesar lo que realmente estaba leyendo, sólo absorbiendo todo sin cuestionarlo.  

Pero entre los 15 y los 16 años ocurrió algo que me hizo sentir odio hacia mí misma, porque contravenía uno de los mandatos de Dios según la Biblia: me enamoré perdidamente de una compañera de colegio.  Contrariamente a lo que pensaba hasta ese momento, nadie escoge enamorarse de nadie, no hay nada que uno pueda hacer para evitarlo.  No me había dado cuenta que, basándome en la Biblia, había desarrollado homofobia y esa homofobia se aplicaba hacia mí misma.

Mi familia evidentemente no representaba un alivio para lo que me estaba pasando.  Mis papás se volvieron extremadamente controladores, mis hermanas me decían que yo les daba asco.  Además, varias de mis compañeras de curso hacían dolorosas bromas constantemente, y mi polola tenía sus propios conflictos con asumir lo que a ella también le estaba pasando conmigo, por lo que fue el período más solitario de mi vida.  Sentía que me estaba convirtiendo en un monstruo, tenía tanto odio hacia mí misma que intenté suicidarme.
Afortunadamente, luego de salir del colegio, tuve otra relación con una niña que me mostró que estaba bien ser diferente, que podía amar y sentirme amada a pesar de todo.  A pesar de lo corta que fue esa relación, estaré eternamente agradecida de lo sanadora que fue.  De ahí en adelante me asumí como bisexual y nunca más me sentí insegura por ser quién era.

A pesar de todo, seguí creyendo en Dios, pero bajo mis propias concepciones, por lo que no volví a la iglesia.  Les cuento más o menos que creo en la existencia de un "algo" que regula la creación y existencia del universo.  No creo que sean varios "algo", porque o si no no sería realmente poderoso como para ordenar todo solo, sino que es sólo uno y es omnisciente, omnipotente y omnipresente.  Y a este algo yo le llamo Dios (también podría ser Diosa, claro).  Pero de ahí en adelante, no creo en nada más de lo que me han enseñado.

No creo en que Jesús sea hijo de Dios, por ejemplo.¿Por qué este Dios superpoderoso se haría humano? ¿Para qué? ¿Para saber lo que era sentirse humano? ¿No tiene ya también la habilidad de sentirse humano en su infinito poder?  ¿Era necesario un sacrificio humano para salvarnos a todos de la "condenación", siendo que superopoderosamente este Dios podría chasquear sus superpoderosos dedos y "salvarnos"?

Tampoco creo en la vida eterna, ni el paraíso, ni el infierno.  Siento que esta es la única vida que tenemos y que nadie nos juzgará después de nuestra muerte.  Por lo tanto debemos ser buenas personas genuinamente porque simplemente hay que hacerlo, y no porque un libro nos dicte lo que es bueno y lo que es malo y amenace con castigarnos.

Hace unas semanas publiqué en Facebook que buscaba iglesia y obviamente me molestaron harto por publicar eso.  Pero también aparecieron sugerencias interesantes, desde visitar un templo Hare Krishna hasta realizar un ritual chamánico con ayahuasca, pasando por acercarme a un centro islámico o ir a visitar un templo budista.  En esta búsqueda de la divinidad no voy a descartar nada, porque siento que todas serán experiencias de aprendizaje y crecimiento.

El domingo pasado fui por primera vez a una iglesia cristiana, y aunque me sentí bienvenida, no me sentí completamente a gusto, probablemente porque no estoy convencida del cristianismo.  De todas formas, escogí comenzar una serie de estudios bíblicos y ya voy en la segunda sesión.  Para sintonizar con lo que estoy aprendiendo, he estado leyendo la Biblia todos los días y he intentado orar, aunque lo último sin mucho éxito porque me desconcentro fácilmente.

¿Quieren que les cuente cómo sigue mi búsqueda? ¿Se han planteado estas preguntas alguna vez?

13 comentarios:

  1. Que interesante tu post y se agradece que compartas experiencias tan personales con nosotras. Hmm la verdad es que te entiendo bastante, nací y fui criada en una familia cristiana obviamente me bautizaron y todo el asunto porque mi abuela es súper religiosa, como a los 10 años me fui de Chile y no volví hasta hace 6 años atrás y todos los años que vivi fuera del país se basaron en conocer creencias, culturas y religiones, por suerte mis papas son súper open mind así que al salir del país ni siquiera hice la primera comunión y dejaron que yo y mis hermanas fuéramos formando nuestra propia religión basandonos en lo que veíamos y experimentábamos, o sea vivimos en países musulmanes mucho tiempo y nos adaptamos perfectamente, vivimos también en países africanos y europeos y sucedió lo mismo así que de todos creo que "adoptamos" algo especial de sus religiones, según mi experiencia no hay religiones buenas o malas ni religiones mejores o peores que otras todas son religiones y ya. Al igual que tu creo que hay una "energía" o "fuerza" a la que llamamos Dios que tal y como dices también puede ser Diosa y en ocasiones hasta he pensado que pueden ser un ovni, extraterrestre ondas algo que nos supera. Encuentro súper interesante que estés en la búsqueda de lo que quieres creer o lo que te convenza y para eso solo debes seguir tu corazón linda (que frase mas cliche xD) debes creer en lo que te hace sentir bien y pertenecer a un grupo en el cual te sientes cómoda y si eso no sucede simplemente no pertenecer a ninguno nomas. Con respecto al tema de tu sexualidad encuentro súper valiente lo que hiciste ya que desafiar a la familia nunca es fácil, hoy en día te veo feliz y creo que eso es lo mas importante =)
    Muchos ánimos linda y obviamente me gustaría saber como continuara tu búsqueda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quise decir en una familia católica no cristiana XD ya ni eso logro diferenciar casi jajaja

      Eliminar
  2. Bueno, esta es una cosa complicada sobre todo por la experiencia que pasaste y como la enfocó tu familia, cosa que mal que mal estaba influenciada pro sus creencias religiosas. De verdad agradezco que compartas esto y me gustaría saber como sigue.
    La verdad es que yo nunca he tenido este problema porque de muy chica, y aunque suene raro decirlo, tuve la conciencia completa de que Dios existe. Supongo que eso es lo que llaman el don de la fe. Aunque me he sentido abandonada, no escuchada, castigada, traicionada etc. por Dios, nunca he dejado de creer en él.
    Creo que tengo suerte, porque me vida ha sido harto complicada y no sé como lo abría sorteado de no tener esta compañía espiritual tan importante.
    No soy de misa semanal, ni de confesión mensual ni nada de esas cosas. No me criaron en un ambiente excesivamente religioso, estricto ni con terribles ideas de pecado y censura. Tampoco critico a quienes no creen o dudan, porque cada uno tiene su propio camino y no soy quien para cuestionarlo. Solo creo porque sé que es así. Suena irracional, pero la experiencia religiosa tiene un parte de irracional, pero también un componente filosófico incuestionable.
    De hecho muchas personas se asombran cuando digo que soy profundamente creyente, pues asumen que una persona inteligente y culta o que ve documentales que cuestionan la Biblia, no lo es. O creen que es imposible ser tolerante o abierta de mente y al mismo tiempo creer y confiar en Dios. Pero así es no más.
    Una de las cosas que me apasionan es el estudio de las religiones (me encantan los Musulmanes y Budistas y cultos africanos) y las concepciones que existen sobre el pecado a través de la historia. Y la gente cree que esto es aun más raro porque ¿Si crees en Dios como puedes estudiar cosas que pueden cuestionarlo o ponerlo en duda? Mi respuesta siempre es las misma: que mi creencia no tiene que ver con pruebas fisicas/ intelectuales o saltos de fe. Solo "es". Puedo cuestionarlo desde mi intelecto, en forma acida, imparcial y fría, pero aun así creo.
    Un beso, me gustaría seguir leyendo tus experiencias. Es un tema lindo y difícil a la vez.
    Espero na haberte aburrido con mi laargo comentario
    un beso,
    Liz

    ResponderEliminar
  3. Súper interesante tu post, yo llevo unos años ya cuestionando mi fé brígidamente, mi familia es católica y yo tuve todos los sacramentos que debía tener, pero cuando entré a la U y empecé a estudiar biología mis dudas tuvieron fundamentos. Nunca fui muy creyente y siempre cuestioné todo, pero me daba como cosa decir que estaba dudando de la existencia de Dios.
    Ahora me debato entre el agnosticismo y el ateísmo, hay momentos en que necesito creer en algo (no en el Dios castigador y manipulador por supuesto, me inclinó más por esa fuerza que genera todo) y hay otros en que no, siento que lo más probable es que en un tiempo más sea atea y no me siento mal por eso, ni sola...yo pienso que es parte del formarse como persona, y te deseo lo mejor en tu búsqueda espiritual. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Loquilla, encuentro absolutamente interesanet y lindo tu post!! A mí ahora me está pasando algo parecido, me cuesta aún asimilar que tal vez no es todo TAN como me lo pintaron de pequeña. Hasta los 18 años tuve la suerte de ir a una iglesia católica-cristiana donde el sacerdote era lo que en teoría se supone que deben ser los sacerdotes: humilde, pobre, servicial y preocupado de su comunidad. Al salir de esa burbuja caché que yo vivía en la excepción y eso me descolocó caleta. Aún trato de cachar pa donde va cómo me siento. Creo que nos haría bien tanto a ti como a quienes te leemos que sigas escribiendo sobre esto, de verdad :) Cariños y felicidades por los pequeños avances en esta área tan importante de la vida. Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Creo que lo que está mal es la religión en si, todos los extremos son malos, como ''pintan'' a Dios no es tan así, muchas personas tienen un concepto equivocado e incluso actualmente en la sociedad se toman este tema como algo chistoso, encuentro que muchas religiones quizás sin la intención han manchado la imagen de Dios . Al final, se trata de tener una relacion especial con él,cada uno ve la manera en que pueda seguir su camino, el camino del bien...y para eso no es necesario ni tener el pelo largo ni usar falda todos los días ni dejar de maquillarte ( como imponen algunos) si te das cuenta...le dan una mala interpretación a la biblia.
    Lindo blog, pasare mas seguido jaja :D
    Besitos y te invito a pasar por mi blog! http://naty-rafaela.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por compartir esto tan personal con nosotros lo que te leemos ya que es muy personal. Mucha gente se encierra en la heteronormatividad y no entiende que el amor es el amor y que sólo se siente, no se elige. Además tienes la suerte de haber encontrado el amor de tu vida y que él sea un hombre, (digo suerte porque encontraste a tu amor, no porque sea hombre) es solo algo accesorio. Yo no sé si soy bisexual, pero siempre he pensado que el amor es libre y que las barreras de género/edad/raza/religión sólo están ahí para ser saltadas. Realmente admiro tu valentía y tu fé en ti misma al momento de asumirte tal como eres, hay mucha gente que pasa toda su vida sin ser capaces de mirarse hacia dentro para ver quienes realmente son. Ahora en cuanto a la búsqueda de religión o de algo en qué creer me pasa algo parecido, yo siempre he tenido el ansia de encontrar a Dios, pero no bajo la forma del rito católico (religión a la que igual le tengo cariño, porque me criaron católica) o mediante otras religiones, siempre he creído que él no necesita tanta formalidad para ser abordado. Cuando era niña igual leí la Biblia entera y me encantaba, sobre todo el Antiguo Testamento con todas sus cuáticas historias llenas de sangre, horror y sexo, alimentaban mi imaginación de una forma increíble. Me agradó bastante el deísmo, como lo mencionaste en tu facebook. Creo que por ahí va el camino :)
    Muchos cariños y un abrazo gigante :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja puse "Muchas gracias por compartir esto tan personal con nosotros lo que te leemos ya que es muy personal" ¬¬
      Corregir muchas pruebas daña la redacción :(

      Eliminar
  8. Entiendo demasiado tu situación, yo igual pasé por lo mismo en el colegio y también tuve problemas con mi familia pero al final del día me di cuenta que lo más importante era mi bienestar y ninguna iglesia o persona podría hacerme sentir mal porque yo estaba siguiendo mi corazón, yo más allá de la bisexualidad, creo que somos seres humanos y como tal, podemos sentirnos atraídos hacia personas y eso no está mal, al contrario de lo que muchas iglesias o personas nos quieran hacer creer. Me parece muy interesante tu postura y como estás lidiando con ella, yo en lo personal soy creyente de que sí, tenemos un ser superior pero que la energía que irradiemos será equivalente a lo que se nos devuelva, algo así como el secreto pero no taaaan cuático, onda hace cosas buenas y se te devolverán. Espero que tu búsqueda te haga feliz que al final del día es lo más importante. Besos!

    ResponderEliminar
  9. Creo que la mayoría fuimos criadas bajo las creencias de nuestros padres y algo super válido porque es lo que ellos creían que era lo correcto. A mí me criaron católica y fueron los mejores años de mi vida, no me quejo de nada.
    Pero con el paso del tiempo y con tanta cosa que sale a la luz de los curas y monjas... mi fe se fue debilitando, lo cual fue un error. Me di cuenta que sigo creyendo en un Dios (obvio que existe, de la forma que sea) en lo que no creo es en sus representantes terranales.
    Que rico que estés en esta búsqueda, te deseo lo mejor y obvio que quiero que nos sigas contando más de este camino espiritual.... gracias por compartir tus vivencias con nosotras, se valora y mucho!!!
    Besos querida, estaré atenta a tus próximos post.

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante tu entrada, no sé por qué no la había leído. Se agradece la sinceridad con la que expones tu historia, en verdad, es bonito.
    Has leído a Erich Fromm?
    Él propone un concepto bien interesante: "Místico no teísta". Me acomoda mucho, personalmente.
    Me gusta caleta el tema espiritual, pero nunca la gente quiere hablarlo, porque o tienen todo super claro dentro de una religión, o no les interesa mucho. Yo creo que es super importante, al mismo nivel de salud, dinero y amor, tal como dijiste.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...